De esnobismo y otras actitudes

Últimamente he visto un bombardeo de información acerca de la cerveza, desde la venta de Cervecería Modelo (incluidos los pésimos chistes de los belgas) hasta algunas entrevistas o artículos sobre la cerveza artesanal. Para ser sincero esto me alegra mucho, pues es una prueba de que el movimiento cervecero en México está llamando la atención de propios y extraños; pero también me sorprende el camino que está tomando.

¿Por qué digo esto? En cada uno de los artículos sobre cerveza que he podido leer en los periódicos se menciona a la cerveza artesanal como un producto único, néctar de los dioses reinantes del universo (como Galactus), súper extra Premium, superior a todo lo habido y por haber.

Estoy de acuerdo en que el sabor de la cerveza industrial mexicana es inferior al de algunas cervezas artesanales, incluso yo no las bajo de “refrescos de malta”, pero desafortunadamente en México usar la palabra Premium o similares para describir un producto, atrae a esos seres cuyo propósito es presumir ante otros que lo que consumen es superior al promedio y por eso son ellos superiores, casi descendientes de la realeza (todos conocemos a uno); miradas arrogantes, comentarios que tratan de denigrar, en fin, actitudes propias de cualquier mamón pedante.

Y si agregamos el precio de las cervezas, esto se convierte en un circo de 3 pistas en donde aparecen los esnobistas. Personas que consumen cerveza artesanal tratando de imitar a la “gente rica” y sentirse parte de ellos para después anotarlo en su CV y así todos nos enteremos. Algunos me dirán que esto siempre ha existido y que va a seguir, pero no por eso el movimiento cervecero que apenas está aprendiendo a gatear necesita de esa publicidad.

 ¿Realmente creen que la cerveza artesanal se beneficiará con la imagen de ser un producto consumido y aprobado por la Reina Isabel II o los 500 de Forbes? Tal vez ustedes no han visto nada de lo que estoy tratando de decir, pero lamentablemente yo sí y en varias ocasiones. La gota que derramó el vaso fue escuchar “¿Esas qué? Agarra de las más caras para lucir” o lo que a la fecha me sigue sorprendiendo “Yo ya no voy a sus fiestas, siempre tiene pura Indio1

Obviamente esta es solo mi opinión y no es la verdad absoluta, pero si te encuentras cerca de alguien que se cree miembro de un grupo elite conformado por expertos culinarios que controlan el universo por el simple hecho de tomar cerveza artesanal, abofetéalo y huye elegantemente. Aunque si eres de los que compra una cerveza (o cualquier cosa) solo para lucir, mejor déjasela a los que la compramos para disfrutar y compartir, no para presumir.

1 Esto lo escuche de un chavo que estaba con su grupo de amigos en una mesa cercana a la mía; no lo bajaron de “pinche mamón”. Aún hay esperanza. 
Anuncios

Acerca de Por la Cerveza Libre

Te invitamos a ser parte del grupo de personas que estamos actuando por una apertura de mercado, por una diferencia, por evitar los monopolios, por una elección autónoma y… “Por la cerveza libre”
Esta entrada fue publicada en Colaboraciones. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s