Cerveza Nacional: Dinero mató a la tradición

SinEmbargoMX es un medio que se ha caracterizado, entre otras cosas, por los reportajes especiales que realizar.

En esta ocasión Feliciano Hernández realizó una amplia investigación en torno a la compra de Grupo Modelo y las consecuencias de la misma. Les dejamos un fragmento del reportaje, en especial de la entrevista realizada a Jaime Andreu de Cervecería Primus.

 Productores Alternativos

Así ven los productores cerveceros emergentes esta mega operación: la compra de Modelo por AB InBev es una consecuencia del fenómeno global de más de 10 años de concentración de los grandes grupos cerveceros del mundo y es una expresión de la guerra comercial que traen por adueñarse de los consumidores locales, y por supuesto de fortalecer su plataforma de conquista global, admite Jaime Andreu Galván, vocero de la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex) que agrupa a 28 firmas, el 95 por ciento de los productores de cerveza “de especialidad” de México -cerveza “artesanal”, como también la denominan- y director comercial de Cervecería Primus, que promueve su marca Tempus, y junto con otras firmas avanzan al 50 por ciento anual en la conquista de nuevos consumidores que prefieren productos alternativos “de mayor calidad”, afirma el ejecutivo.

 -¿Ustedes, como productores de cerveza alternativa, cuáles creen que puedan ser los efectos positivos y negativos -para la industria nacional- del dominio que tendrá AB InBev en el mercado mexicano, de consumarse su compra de Modelo?

– Por un lado beneficia a las marcas y a la industria mexicana, a nivel internacional les podrá dar gran proyección; y hacia dentro del país, como productores artesanales mexicanos, que en su mayoría somos jóvenes emprendedores, se nos abre una oportunidad muy importante del mercado nacional, dado que ahora somos los únicos productores verdaderamente mexicanos y de capital nacional.

El directivo admite que estos grandes grupos trasnacionales evidentemente empezarán a producir e importar otras marcas que no conocía el consumidor mexicano y eso abrirá el mercado a la diversidad y a posicionar un interés del consumidor exigente por probar diferentes cervezas, aunado a que con la entrada de esos grandes corporativos “se ve muy factible que paulatinamente comiencen a detenerse las práctica monopólicas que impiden que nuestros productos entren a todos los mercados, dado que estos grupos tendrán que ser más respetuosos de la ley antimonopolios”.

Andreu Galván subraya que actualmente Heineken y AB InBev, y sus filiales en México, violan recurrentemente la Ley Federal de Competencia Económica, que en su artículo 10 señala que toda práctica de contrato o sugerencia o incentivo para desplazar a un agente del mercado o impedir el acceso de uno nuevo, es catalogado por la misma ley como una práctica ilegal; “sistemáticamente estos grandes grupos llevan a cabo estas malas prácticas y lo hemos señalado ante la Cofeco, en el caso que tienen abierto desde 2010”.

De acuerdo con datos que maneja Acermex alrededor del 96 por ciento de los bares y restaurantes tienen un convenio de exclusividad con estos grandes grupos. La práctica se lleva a cabo en todos los canales, “y eso nos afecta mucho, con excepción del autoservicio, donde nos favorece ya entre el 10 y 15 por ciento de oferta de cerveza artesanal de las marcas Primus, Minerva, Tijuana y otras.

Definitivamente, ahí vemos un mercado creciente y hemos encontrado un canal de exposición muy interesante. “La parte por la que somos un poco más optimistas es que, en el mundo las leyes de competencia son muy respetadas y al tener ya tener un caso abierto en México, esas empresas si deberán cambiar de estrategia. Creemos que serán agresivos pero en la parte de mercadotecnia y no en estas prácticas como los convenios de exclusividad”.

-Parte del interés de AB InBev es abrir mercado local a sus propias marcas, ¿cómo creen que pueda recibir el consumidor mexicano a la nueva oferta comercial que ya participa pero que se incrementará sin duda? ¿Cómo reaccionarán a la extranjerización de Modelo las otras poderosas marcas comerciales y los productores de marcas alternativas que compiten en México?

-El mercado mexicano y el consumidor está ávido por probar nuevas cervezas. Durante muchos años estuvo controlado, el mercado, no había oferta, solo 12 marcas que todos conocemos y todas son lager. Además no había dos o tres estilos diferentes, se parecen mucho entre sí (clara, oscura, ámbar).

Creemos que el consumidor se verá entusiasmado en aprender y probar nuevos productos y esto ya comenzó. Habría que diferenciar las categorías de cerveza: nacional, comercial o industrial, y la oferta internacional; y por otro lado está la cerveza de especialidad. No son categorías que compitan. Nuestra cerveza es elaborada ciento por ciento a base de malta de cebada, lo cual le da mucho más sabor, aroma y complejidad. Y las industriales nacionales y extranjeras son de bajo cuerpo de fermentación, lager en su mayoría, y generan sabores muy sutiles.

-¿Creen que México –que ya es el sexto consumidor global- puede todavía aumentar su consumo per cápita de cerveza?

-En México y a nivel internacional el consumo de cerveza industrial está disminuyendo, año con año. En números pequeños, pero a ese nivel es impresionante; en contraste, el consumo de cerveza de especialidad está teniendo un incremento bastante considerable. En Estados Unidos ya llega al cinco por ciento del consumo total y en México todavía no alcanzamos el 1.0 por ciento pero nuestro crecimiento ha sido del 50 por ciento cada año en promedio. Esto quiere decir que a grandes rasgos el mercado internacional se está contrayendo y para la cerveza artesanal está creciendo.

Creemos que el consumo en México se va a especializar. La cerveza industrial acabará siendo un producto de consumo masivo, el mercado de volumen. Los productores de cerveza de especialidad tenemos consumidores de todos los niveles de poder adquisitivo y esto se relaciona con una autosatisfacción.  Al final de la semana te quieres dar un premio y eso es una cerveza de calidad. Esto implicará crear más empleo, al ritmo de 50 por ciento de crecimiento al año podemos ofrecer más número de empleos por litros producidos.

 En definitiva, en esta guerra de botellazos, los productores alternativos aprecian una coyuntura de oportunidades. “Lo más importante hoy en día es que el consumidor se está revelando y la verdad es que los contratos de exclusividad no pueden ir adelante, es un abuso porque como consumidores no podemos seleccionar lo que queremos consumir y eso es lo que ocurre actualmente. Valoramos el esfuerzo creativo de la mercadotecnia, como el de dotar de refrigeradores a pequeños distribuidores, pero nunca cuando tales estrategias van en contra de la libre competencia. Se vale competir, pero no se vale violar la ley”.

 En apoyo de su industria alternativa, los productores impulsan un movimiento en las redes cibernéticas denominado Por la Cerveza Libre, y mantienen un blog donde expresan sus puntos de vista por el derecho de libre elección de los consumidores y la libre competencia: “Ahora la pregunta es: ¿quién ocupará el lugar de la cerveza mexicana por excelencia?  Aún es muy pronto para saberlo, pero sin duda las cervezas artesanales mexicanas tienen la calidad para ser este icono, hay un gran camino por recorrer, barreras que superar y esfuerzos por lograr”.

“Por la Cerveza Libre es un movimiento ciudadano que nace en noviembre de 2010 y que busca impulsar la apertura de mercado, evitar dichos contratos exclusivos, y defender tu derecho de libre elección…Te invitamos a ser parte del grupo de personas que estamos actuando por una apertura, por una diferencia, por una elección autónoma y… ‘Por la cerveza libre’”, expresan en su blog.

Las opiniones en este espacio ayudan a contextualizar los alcances del operativo AB InBev-Modelo. “¿Y entonces? ¿Ya nos quedamos sin cervezas ciento por ciento de capital mexicano? Resulta que contrario a lo que pudiera parecer, es justamente en los últimos años que han surgido o se han vuelto más populares las cervezas artesanales que se producen en varios estados del país”, firma el comentario Elsie Méndez y cita las marcas Minerva, Calavera, Cucapá, San Vicente, Perro Negro y otras que considera de gran calidad.

 Para leer el reportaje completo, sólo da click en SINEMBARGOMX

Anuncios

Acerca de Por la Cerveza Libre

Te invitamos a ser parte del grupo de personas que estamos actuando por una apertura de mercado, por una diferencia, por evitar los monopolios, por una elección autónoma y… “Por la cerveza libre”
Esta entrada fue publicada en ¿Qué pasa con la cerveza? y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cerveza Nacional: Dinero mató a la tradición

  1. Primero, es venta NO ventra, es venta y existe la opción de autocorrectiva.
    Segundo, el discurso mal entendido nacionalista es muy chafa.
    Tercero, la calidad no tiene fronteras, la globalizacion que tu mismo utilizas no sabe de países y de calidad.
    Cuarto, he degustado cervezas artesanales y algunas son de calidad lamentable.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s