Gambrinus, la leyenda de la cerveza

Para quienes no lo conocen, Gambrinus, es el patrón  no oficial de la cerveza. Cuenta la leyenda que fue un rey legendario del pueblo de Flandes, Bélgica. Muchos dicen que es el apodo del primer conde de la dinastía de Henao, Juan Primus (Juan I de Flandes).

Según la leyenda, Gambrinus, era un joven aprendiz de vidriero que estaba muy enamorado de Flandrine, la hija de su maestro, quien lo había rechazado, rompiéndole el corazón. Al no soportar el rechazo de su amada, Gambrinus, se fue al bosque para intentar quitarse la vida, pero antes de poder hacerlo se le apareció un ser pequeño que venía del bajo mundo (muchos creían que se trataba de algún demonio o inclusive del mismo diablo) para proponerle un pacto a cambio de su alma. El pequeño ser, le prometía a Gambrinus un don con el que ganaría el amor de Flandrine y de no ganarlo le enseñaría la forma de olvidarla, a cambio de su alma a los 90 años (hay quien dice que a los 60).

De esta forma fue que Gambrinus volvió a su casa y sin darse cuenta se volvió en un magnífico músico y bailarín, con lo que según el pacto podría recuperar a su amada, pero esto no funcionó y Flandrine continuaba rechazándolo. Para cumplir el pacto el pequeño ser volvió a aparecerse para enseñarle a Gambrinus un arte que conseguiría hacer desaparecer el dolor y olvidar a Flandrine. Así fue como con agua, cebada, levadura y lúpulo Gambrinus aprendió a hacer cerveza, y mientras la fabricaba y bebía de aquella sustancia amarga y espumosa se percató de que el dolor y la imagen de Flandrine iban desapareciendo.

Al día siguiente, Gambrinus compró un terreno donde plató lúpulo y construyó una fábrica de cerveza, y en un domingo de verano invitó a todo el pueblo  a probar la cerveza. Los habitantes pronto se empezaron a sentir alegres y animados, por lo que la cerveza se volvió popular en toda la región, lo que llevó al Rey de los Países Bajos a conceder a Gambrinus el título de Conde de Flandes, aunque el título que más le enorgullecía fue el que los habitantes de Flandes le dieron como Rey de la Cerveza.

Al cumplir los 90 años el pequeño ser se volvió a presentar, Gambrinus al reconocerlo abandonó su castillo y partió  hacia el bajo mundo, donde desde entonces ha vivido eternamente.

Anuncios

Acerca de Por la Cerveza Libre

Te invitamos a ser parte del grupo de personas que estamos actuando por una apertura de mercado, por una diferencia, por evitar los monopolios, por una elección autónoma y… “Por la cerveza libre”
Esta entrada fue publicada en Cerveza y curiosidades y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s